Ir al contenido principal
vvv

La práctica del Tai Chi puede promover muchos beneficios positivos para la salud

La práctica del Tai Chi puede promover beneficios positivos para la salud, como un mejor equilibrio, mayor fuerza y ​​flexibilidad, controlar mejor del estrés y aliviar del dolor. Esta mujer a quién le ha ayudado a reducir la cantidad de analgésicos que tomaba, lo explica en este artículo titulado "Empieza a los 60".

Fuente: https://startsat60.com/discover/opinion/bloggers/exercise-for-ageing-bodies-lynne-jones

Publicado por: https://www.facebook.com/370260951989/posts/10156046910951990/


Practicar tai chi puede ayudarnos a tratar mejor nuestra salud y bienestar. El tai chi es un ejercicio de meditación en movimiento lento, recomendado para todas las edades, que combina la reducción del estrés con el movimiento para mejorar la salud. Comenzó en la antigua China hace unos 500 años y hoy en día lo practican millones de personas en todo el mundo. Tiene muchas formas, fundadas por los antiguos maestros, y ahora se ha modificado y diseñado para beneficios específicos, como artritis, diabetes, osteoporosis, rehabilitación y salud mental. En algunos casos, el Tai Chi se practica con el apoyo de una silla, ya sea sentado o de pie según sea apropiado para la movilidad de los practicantes. He estado practicando dos formas modificadas (de pie) de tai chi durante poco más de dos años, con mejoras positivas y beneficiosas para la salud que incluyen un mejor equilibrio, mayor fuerza y ​​flexibilidad, la capacidad de controlar el estrés de forma positiva y sentir menos dolor artrítico en las partes más afectadas de mi cuerpo. Estos beneficios han supuesto una reducción en la cantidad de medicamentos que tomaba para aliviar el dolor, además de una sensación general de bienestar y satisfacción. Decidirme a apuntarme a una clase fue un gran esfuerzo, pero me inscribí y asistí a la primera sesión, llevándome conmigo a un amigo no muy convencido para apoyarme. Encontré la clase de principiantes a través de la página web de "Actividades para personas mayores" del gobierno local, así que pensé que sería bueno para mi edad y condición física. Fuí, y desde el primer momento sentí que mi cuerpo estaba feliz, ya que este era el tipo de ejercicio que ansiaba y necesitaba. Mi amigo dejó la clase para practicar un tipo de ejercicios más relacionados con el ejercicio cardiovascular, pero yo continué asistiendo a dos clases de una hora por semana, y con práctica regular en casa usando DVDs instructivos. Inicialmente aprendí una forma llamada "tai chi para obtener energía", pero ahora practico "tai chi para la artritis" (a veces conocido como "tai chi para la artritis y para la prevención de caídas") y las formas del estilo Yang 24. Recientemente completé un taller intensivo de tai chi de tres días para aprender y mejorar las dos últimas formas de mi práctica. El taller fue increíble, tuve que viajar de un estado a otro, pero conocí y practiqué con nuestro entrenador principal, capacitadores superiores y muchos otros participantes con ideas afines. He regresado de esta experiencia sintiéndome por lo menos dos pulgadas más alta y mucho más segura.